Ingrese palabra clave

Una Lucha Perdida

CHIHUAHUA.- La incansable litigante Barzonista Lucha Castro, enfrenta la lucha de su vida contra el Juicio de la Historia.

Acostumbrada de por vida a ganar todas las batallas legales contra la justicia terrena, Lucha es ahora perseguida por su propio karma, como todo mundo, sin racismos ni prejuicios humanos.

Como abogada Barzonista ganó siempre las batallas mas complicadas, siempre en discreto contubernio con autoridades en turno para violentar la ley en favor de causas anárquicas.

Lucha alcanzó su máximo esplendor durante el sexenio de Reyes Baeza. Fue protagonista de la Toma de Palacio para defender el triunfo de Javier Corral durante disturbios que terminaron con puertas y ventanas rotas en la sede del Poder Ejecutivo.

Hubo una lista de responsables que no fueron sancionados porque así funciona la política moderna: Chantajes y extorsiones con arreglos bajo la mesa.

Casi todos los protagonistas de aquel violento zafarrancho terminaron en importantes puestos de gobierno con Corral, a excepcion de Jaime García Chavez, marginado del circulo político por Corral a pesar de ser su cercano aliado para conquistar el Gobierno del Estado.

Mas recientemente, Lucha manipuló concursos de oposición para designar mas de 60 jueces y fue cachada con las manos en la transa, pero no fue sancionada. El proceso elector tuvo que reponerse al quedar fuera los abogados mas capacitados para el cargo y ser elegidos puros recomendados.

El pasado es prólogo.

El diagnóstico medico de Lucha Castro es de pronóstico reservado. La Todopoderosa Consejera de la Judicatura del Poder Judicial y brazo ejecutor de las venganzas políticas de Corral vive momentos angustiosos.

Justiciera implacable encargada de encarcelar colaboradores de Cesar Duarte sufre enfermedad terminal: metástasis por cáncer que le invade varios órganos y tejidos. Los dolores son terribles, dicen algunos allegados.

Recientemente recibió una segunda sesión de quimioterapia y en menos de un mes deberá dejar el cargo que la catapultó a jefa absoluta del Poder Judicial en Chihuahua. Corral pierde un brazo fuerte a pocos meses de terminar su gobierno.

Es la segunda vez que Lucha enfrenta el cáncer. En el pasado tuvo la enfermedad en uno de los ovarios y logró una especie de amparo contra lo inevitable.

Nadie en este mundo ha podido enjuiciarla por su poderosa red de influencias políticas.

De formación humanista y atea, no tiene a quien recurrir para pedir clemencia. Lucha será juzgada por Justicia Divina con la misma vara que ella medía.

Absolución o condena. Pero sin chicanadas.

A diferencia de la justicia en la Tierra, la Justicia Divina es para todos.

Tags:

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *