Ingrese palabra clave

TRABAS AL NARCOSAQUEO

MEXICO (AP) — Ante la ola de robos de combustible a través de tomas clandestinas en ductos, la empresa estatal Petróleos Mexicanos anunció el martes que dejará de transportar gasolinas terminadas y listas para usar por las tuberías.

La empresa informó en un comunicado que por los ductos sólo enviará gasolinas y diésel no terminados, es decir, refinados parcialmente y no aptos para uso en vehículos y plantas industriales.

La mezcla final para que el combustible pueda usarse se realizará en terminales de almacenamiento para evitar los robos que ha padecido en los últimos años de manera creciente en sus redes de ductos.

“Estas acciones se llevan a cabo como parte de las medidas de combate al robo de combustibles”, refirió la compañía.

Pemex llamó a la gente a sólo consumir combustible distribuido en las estaciones de servicio pues de lo contrario podrían recibir gasolina y diésel que podría dañar a los motores.

La empresa ha reportado un creciente número de tomas clandestinas en ductos desde las que se roba combustible que luego es revendido.

Datos de Pemex señalan que en 2014 las tomas se incrementaron en un 70% y llegaron a 3.674, cuando en 2013 habían sido 2.167.

Tamaulipas, en el noreste del país y fronterizo con Estados Unidos, es el estado donde más tomas clandestinas se han registrado. La mayoría de los robos son atribuidos a bandas criminales, varias de ellas con nexos con carteles de las drogas.

 

Tags:

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *