Ingrese palabra clave

Ciudad Juarez está metido en un serio problema de seguridad por los miles de indocumentados centroamericanos que pronto se convertirán en malandros.

Los albergues que dan refugio a migrantes no recibirán apoyo federal y deberán ir cerrando ante la falta de apoyo, señaló el delegado federal Juan Carlos Loera de la Rosa.

La situación es muy complicada para los solicitantes de asilo porque Estados Unidos los está deportando a la frontera de Mexico.

Los migrantes fueron enviados a Juarez por el gobierno federal con la falsa promesa que les iban a conseguir asilo en Estados Unidos o visas de trabajo y residencia en Mexico. Pero ahora viven en Juarez a expensas de los gobiernos locales.

“Son albergues temporales y se tiene que fijar una fecha pronto para ser cerrado porque su construcción y su uso es para otros tipos”.

Loera dijo que únicamente se está apoyando en especie al gobierno estatal con el albergue del Gimnasio de Bachilleres con alimentos y artículos de limpieza.

Lo autorizado es para un mes y se está entregando semanalmente, e insistió que esta ayuda no se dará a otros albergues.

Además analizan la petición del Estado para condonar ante CFE la deuda de energía eléctrica del gimnasio.

El secretario de migración, Héctor Antonio Padilla Delgado, dijo que actualmente hay 2 mil 80 migrantes en espera de ser llamados por autoridades norteamericanas, cosá que no sucederá nunca.

Se concentran en cinco albergues y la mayoría están en La Casa del Migrante y el Gimnasio de Bachilleres .


Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *