Ingrese palabra clave

Putrefacción en la 4T

CDMX.- El exsecretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa expuso las malolientes entrañas del gabinete socialista de Manuel López.

En entrevista concedida a Proceso, Urzúa define al Jefe de la Oficina de la Presidencia Alfonso Romo como un fascista que adora al depravado sacerdote Marcial Maciel y al dictador chileno Augusto Pinochet.

También como un hombre que maneja la casa de Bolsa Vector desde su cargo , mientras tienen en sus manos la información económica confidencial del país.

Romo es un empresario de formación jesuita que ha logrado apoderarse a través de parientes y recomendados de la propia Secretaria de Hacienda, Nafinsa y SAT.

¿Cómo un hombre así, que llegó a admirar al dictador fascista chileno Augusto Pinochet y el pedófilo sacerdote Marcial Maciel, acabó no solo siendo amigo de AMLO, sino Jefe de la Oficina de Presidencia?

Urzúa agrega que su renuncia fue no solamente por Romo, sino también por Manuel Bartlett, un dinosaurio del PRI que dirige la CFE y pretende echar abajo la construcción del gasoducto Texas-Tuxpan por sus traumas ideológicos.

Urzúa dijo haberse opuesto a la descabellada suspensión del aeropuerto de Texcoco y la construcción de la inútil refinería Dos Bocas en el estado natal de López, pero nadie le hizo caso..

Tags:

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *