Ingrese palabra clave

Primeras Traiciones en Palacio

CHIHUAHUA.- Lo peor que podría sucederle a Javier Corral es el fin de su fracasado gobierno.

Las traiciones se han apresurado en el equipo gubernamental para la parte final de su administración, ante las eventuales acusaciones por corrupción que no tardan en salir a flote.

Entre los escándalos mas memorables de corrupción en este gobierno por contratos sin licitación, destaca el que involucra al exCoordinador de Comunicación Social Antonio Pinedo, el diputado Miguel Riggs, cercano amigo de Corral y el propio Javier Corral.

Es por ello que Pinedo intenta prevenir cualquier persecución judicial y en una carta a la Función Publica del Estado saca algunos trapos al sol y aclara que lo que hizo en su cargo, lo hizo por órdenes de Corral.


Carta a la Secretaría de la Función Pública

Mta. Mónica Vargas RuizSecretaria de la Función Pública del Estado de Chihuahua

El pasado 18 de diciembre terminé mi ciclo como colaborador del gobernador Javier Corral, en el área de Comunicación Social, satisfecho de la labor realizada y cumplidos los compromisos de campaña y los objetivos contenidos en el Plan Estatal de Desarrollo al 100 por ciento, incluida la televisión pública y la edición del semanario Cambio16, ambos proyectos del gobernador.

Merece un párrafo aparte la TV pública ya que se proyectó y realizó su implementación: el IFT dio los permisos necesarios, incluida señal en Ciudad Juárez lo que no se había logrado en el primer intento de tenerla en Chihuahua y en el cual el gobierno estatal encabezado por José Reyes Baeza y el Instituto Politécnico Nacional, invirtieron más 50 millones, en torres, antenas e infraestructura.

En nuestro periodo al frente de la CCS, se logró un convenio suma cero con Cadena Tres y por poco más de 54 millones, se tendría TV pública en las cuatro ciudades principales de la entidad que llegaría a el 75 por ciento de la población estatal.

Por parte de la CCS todo se realizó en tiempo e incluso se tuvo la partida presupuestal que nunca se liberó bajo el fútil argumento de “como nos veríamos con TV y sin medicinas en los hospitales”. Recuerdo haber comentado que si mi función era hacer banquetas estaría pidiendo cemento.

Un dato importante para dejar en claro lo bondadoso y barato del proyecto es que el estado de Zacatecas, instaló la televisión pública en una sola antena y con alcance a sólo la tercera parte de su población por 127 millones a precios actuales, hace cuatro años.

Ese ciclo quedó cerrado, sin embargo aunque quedan otros por completarse. A un par de meses de mi salida de la CCS, un artículo escrito para enumerar los yerros o incongruencias del gobernador Corral, de la autoría de Jaime García Chávez, en la cual repitió el infundio de que favorecí a una empresa de videograbación con una asignación directa por más de cuatro millones. Escribí por vía electrónica al autor que me ponía a sus órdenes para proporcionarle toda la información que necesitara, para evitar que la calumnia siguiera repitiéndose como hasta hoy; García Chávez respondió con un “ya habrá tiempo Antonio”.

Como dato importante ese servicio fue más caro en 2017, que en 2018, por casi 200 mil pesos y se hizo por asignación a una sola empresa en acato a las instrucciones del Comité de Seguimiento del Acuerdo de Austeridad, compuesto por Arturo Fuentes Vélez, Eduardo Fernández, Guillermo Luján Peña y Stefany Olmos. Fue testigo, entre otros, Ismael Rodríguez, Coordinador Ejecutivo de Gabinete.

Este Comité me ordenó no contratar a una empresa juarense que ya había dado el servicio en 2017, por ello se concentró el servicio en un sola empresa.
El tiempo del que habló García Chávez no  ha llegado, pero creo necesario cerrar también este ciclo de infundios y solicito a la Secretaría de la Función Pública, en acato a la Ley de Trasparencia, que fue cumplida con puntualidad por la CCS hasta el mes de diciembre, que dé a conocer públicamente los resultados de las auditorías realizadas a la Coordinación durante el periodo en el que estuve a cargo, desde la primera sobre presuntas irregularidades en la contratación de la empresa Molri, hasta la última en la que hay presunto conflicto de interés con la empresa Xtrem Sport.

Por supuesto cualquier otra que se haya realizado.  
Agradezco de antemano la atención que preste a esta carta y me pongo a sus órdenes para cualquier ampliación de la información.
Atentamente

Antonio Pinedo.

N.de R.- Molri es la empresa de Miguel Riggs.

Tags:

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *