Ingrese palabra clave

Lo Pusieron Donde Hay

CHIHUAHUA.- El superdelegado de Morena Juan Carlos Loera ha vuelto a las andadas tras el escándalo de corrupción en la Aduana de Juarez.

En solo 5 meses de gobierno 4T las delegaciones federales se llenaron de recomendados y parientes de funcionarios encumbrados.

Esposas, hermanos, compadres con parentesco de funcionarios aparecen incrustados en la nómina del gobierno federal con altos sueldos.

El nuevo escándalo obligó a Morena a tratar de apagar el fuego de corrupción en la 4T.

El presidente del Comité Directivo Estatal de Morena, Martín Chaparro se mostró “asombrado” de tales muestras de corrupción y dijo que no será tolerado.

La investigación estará a cargo de la Comisión de Honestidad del partido para correr a los empleados corruptos pero podría topar en piedra. El superdelegado Juan Carlos Loera defendió la situacion al afirmar que son contrataciones en las que no hay delito que perseguir.

Martín Chaparro y Cruz Pérez Cuéllar anunciaron que investigarán porque hay coordinadores que tienen familiares en sus nóminas en Guachochi, Parral y Chihuahua con el visto bueno de Loera.

Tags:

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *