Ingrese palabra clave

La Falla de San AndrésManuel

MEXICALI.- Un terremoto político azota Baja California con efectos negativos aún no cuantificados.

El presidente socialista Manuel Lopez se lavó las manos tras el atraco legislativo del Congreso en Baja California.

“No tuve nada que ver” dijo el mandatario trael decreto inconstitucional que permite al gobernador elector Jaime Bonilla extender su gobierno de 2 a tres años en Baja California.

La maniobra permite al actual gobernador Kiko vega negociar su exoneración por corrupción millonaria.

Extrafrocialmente, los diputados que aprobaron la propuesta habrían recibido millonarios sobornos en dólares por aprobar la medida que violenta el Estado de Derecho.

Al respecto, Presidencia de la República tiene extraviado el documento firmado por Manuel López para no reelegirse en el cargo al concluir su mandato en 2024.

Tags:

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *