La Decadente Normal del Estado

La Benemérita y “Decadente” Escuela Normal del Estado de Chihuahua Como ex catedrático de la Normal del Estado de Chihuahua me desilusiona las situaciones que hoy rondan por tan prestigiada escuela formadora de docente, que por más de cien años ha forjado maestro dignos hoy se encuentra en una realidad alarmante que desmerita todo el esfuerzo y empeño que muchos de nosotros como docentes dejamos en el aula. Hoy me encuentro con ex alumnos que llegan a estar frente al pizarrón formando a los futuros maestros, y con mucha pena me doy cuenta que lo que tanto les enseñamos con el ejemplo y nuestra dedicación, hoy demeritan a la institución, me ha tocado ser testigo de cómo estos llamados “maestros” llegan a un salón de clases y se esmeran más en contar anécdotas de su vida personal que por dedicarse en formar a las nuevas generaciones.
Casos como la Profra. Katia Salas Medrano, que se preocupa más por los chismes y la farándula que por los contenidos, me duele ver como todo aquello que les enseñamos lo han dejado en el olvido, desprestigiando a la institución y preocupados más por convivir en las ahora llamadas fiestas de bienvenida a los alumnos, donde los ríos de alcohol fluyen, todo permisible y patrocinado por estos mismos maestros, que se ocupan mas por poder asistir a una carne asada con sus alumno, que por mejorar y desempeñarse con eficacia en un nivel de nivel superior. Siendo este uno de los muchos casos se existen dentro de la Normal.
Imposible es creer que generaciones alumnos hayan sido titulados por maestros que no cuentan con el perfil que la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación (DGESPE) establece, tal caso ha sido el del ya ahora jubilado Profr. Aarón Flores Ledezma quien por muchas generaciones fungió como presidente, secretario y sinodal en los exámenes profesionales de estos alumnos, cuando él no cuenta con una maestría, tal y como lo estipula la DGESPE, como este caso existen muchos más. De tal forma hoy la Normal del Estado se ha convertido en un centro de perturbación donde reina la impunidad. Me duele ver a una Institución demolerse, por procesos y malos manejos, que erróneamente se les ha otorgado la encomienda de dirigir esta escuela.
Un sistema carcomido por los propios dirigentes seccionales que han permitido esto suceda, corrompiendo los valores y procesos legales. Es increíble ver como compañeros que han entregado su vida y trabajo a la institución y ahora en su proceso de jubilación los tienen detenidos y todo por la ineptitud de los actuales dirigentes sindicales, comenzando por el nulo liderazgo del actual delegado sindical el Profr. Joel Mendoza, que simplemente es un títere del tibio Profr. Sergio Prieto Ceniceros, Secretario de Nivel Superior del SNTE sección 42, cuyas acciones solo han beneficiado a sus familiares y amigos cercanos, acelerando y arreglando procesos de jubilación de su amigo el Profr. Aarón Flores Ledezma y dejando afuera los demás casos que cuentan con mayor tiempo de haber entregado y tramitado su papelería a tiempo.
Otorgando a diestra y siniestra plazas para sus familiares cercanos, confabulando una mafia de poder en conjunto de su esposa la Profra. Olivia Grajeda, orquestando para que ahora su hijo el joven Sergio Leonardo Prieto Grajeda ganara la sociedad de alumnos, operando desde la alteración de papelería en control escolar para que no aparecieran las materias reprobadas del joven, de este modo poder participar en el proceso de elección, operando y confabulando internamente en el acarreo y amenazas a los alumnos para que se emitieran su voto. Generando un poder absoluto dentro dela escuela, teniendo acceso directo a las cuotas de los alumnos sobre todo ante un nulo y permitirle control de la actual subdirección administrativa, quien no tiene la capacidad para llevar procesos limpios y cuentas claras.
Ante esto se ha destapado un sinfín de desfalcos, robos, que desde la misma subdirección administrativa han intentado no sacar a la luz pública. Como la pérdida de un subsistema eléctrico el cual tuvo una inversión de más de un millón pesos, que ahora mágicamente fue sustraído de la escuela, dejando en claro la ineptitud y falta de dirigencia de un Subdirector Administrativo, ocultando procesos y movimientos. Es increíble que una institución de nivel superior con tal renombre hoy dentro de su proceso en busca de una certificación, tenga procesos burocráticos tan viciados.
En nunca otra dependencia oficial se observa un claro ausentismo de parte de las secretarias pues ellas gozan de una hora exclusiva para su desayuno, abandonando sus labores, ningún alumno, ni maestro puede hacer un trámite a temprana hora pues todas al mismo tiempo se encuentran en la cafetería degustando su desayuno, de igual manera aquellas que son madres de familia tienen y gozan el permiso expreso del subdirector administrativo de retirarse para ir a recoger a sus hijos a sus escuelas, en ninguna otra dependencia o trabajo permiten que las secretarias se ausenten para ir a recoger a sus hijos a las escuelas y colegios.
Así mismo los trabajadores de apoyo se destacan por su ausentismo y falta de capacidad al momento de algún problema, se desaparecen dentro de la institución y no hay forma de encontrarlos, sanitarios socios, botes de basura saturados, mala higiene en las aulas, todo un fenómeno que cuando yo estuve como docente no se observaba.
Es muy doloroso ver como una gran Institución a la cual le dedique los mejores años de mi vida, hoy por dirigentes tan tibios, ineficaces he incompetentes hayan dirigido a esta prestigiada escuela a la decadencia. Espero que con esta misiva de destape la cloaca que hay dentro de esta institución con la finalidad que vuelva a encaminarse a lo que realmente es su misión la educación. Y que estos maestros que menciono no olviden nunca todo aquello que les enseñe en clase.
Othón Salazar Ramírez

Comentarios

Comentarios

Compartir