Ingrese palabra clave

La Creía Abnegada y Santa

El Marine de Ohio, Kelley Logan Matthews, 27 años, vivió una trágica decepción amorosa.

Encontró a su bella y dulce novia mexicana, Atalia Romero de 19 años, cuando bailaba Tubo en el Bar Adelitas de Tijuana.

Como había visto en algunas películas mexicanas de la época dorada, Kelley la creía pura y santa, abnegada y experta en deliciosos antojitos mexicanos con tortillas de maíz recién hechas.

Loco de furia, el militar tomó una filosa daga y le cortó el cuello a la sensual chica, cuando ella platicaba animadamente con otra persona en sensual traje de lujuria.

En menos de dos segundos murió desangrada Atalia, con la carótida rebanada ante la mirada desorbitada de meseros y guardias del antro.

El asesino fue detenido de inmediato antes que se fugara.

Tags:

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *