Ingrese palabra clave

Así No, López..!

La Esperanza de México tornó en desesperanza de la noche a la mañana y sembró miedo e incertidumbre en la población mexicana.

En solo tres semanas de infortunios, autoritarismo y errores, el arrogante gobierno de Manuel López Obrador perdió lo que otros gobiernos pierden en 5 largos años de administración.

Por razones lógicas, la 4T de Manuel López Obrador es la principal sospechosa del doble asesinato contra la Gobernadora de Puebla, Marta Erika Alonso y su esposo, el senador panista Rafael Moreno valle.

El Twitter explotó desde la madrugada con incendiarias acusaciones de “crimen de estado“.

El odio de López Obrador como estrategia de campaña ha cobrado implacable factura.

Su desprecio sistemático a la oposición y su público rencor contra el matrimonio poblano que le ganó las elecciones ha sido letal, sobre todo después de oír las estúpidas declaraciones de algunos miembros distinguidos de Morena.

Como paquidermos en cristalería, los Pejistas soltaron el tigre anunciado por López Obrador en contra sus adversarios si no se hace lo que diga y vomitaron odio en el momento menos indicado de la tragedia..

Miguel Barbosa, candidato perdedor de las elecciones contra Marta Erika, festejó la doble tragedia al calificar lo sucedido como “karma”. Para bien de México, su carrera política está terminada.

El troglodita diputado Gerardo Noroña, se convirtió en el personaje mas odiado de México al alegrarse de su muerte porque “la Gobernadora era “terrible” y su esposo su cómplice.

Para colmo, la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, lamentó el deceso, pero metió la pata al dar explicaciones no pedidas. Dijo que Alonso y Moreno estaban a punto de reunirse con López Obrador porque ya habían cesado los rencores y convocó a nuevas elecciones antes del velorio.

Eta demasiado tarde para hacerlo. López Obrador desairó el triunfo de Erika en Puebla y no asistió a su toma de protesta en la que el Congreso con mayoría de Morena se oponía a reconocerla como mandataria.

Morena tendrá todo, menos sentido común y manejo político de crisis. Culpable o no, el Gobierno de López Obrador entro en catástrofe y no se ve como pueda recuperar la hegemonía perdida en el animo social.

El tema ha servido también para intercambio de acusaciones entre Morena, PRI, PAN y viceversa, por lo que la civilidad política quedó borrada y ahora lo que sigue es la selva. No se descartan algunos magnicidios después de los sucedido.

López Obrador parece haber perdido el timón del país y lo que sigue es una pesadilla que debe cortar muchas cabezas.

Los funerales, el nombramiento de un nuevo Gobernador de Puebla, y las sospechas contra unos y otos, ademas del riesgo que vivirán de hoy en adelante todos los políticos serán la constante de la 4T, una ilusión política a la que bastaron tres semanas para pasar de la luz a la oscuridad mas negra.

La infinita soberbia de López Obrador lo tiene en el matadero. Si asiste al funeral, mal. Si no asiste, peor. Todo lo que haga o deje de hacer le será reprochado por el “pueblo bueno”.

¿Como será la próxima vez de AMLO en un aeropuerto?

https://twitter.com/i/status/1077606592563027968
Tags:

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *