Ingrese palabra clave

CIUDAD JUAREZ.- El Gobernador Javier Corral se encuentra a la deriva tras sembrar odios y tempestades durante dos años de diatribas.

La Casa del Migrante “rompió” con el Gobernador Javier Corral y rechazó la ayuda, pero no entregará las pulseras ni llevará el registro para indocumentados que buscan asilo político en Estados Unidos.

El Director del refugio para migrantes de la Diócesis Ciudad Juárez, Francisco Calvillo, anunció en conferencia de prensa ruptura con el Estado al rechazar cualquier tipo de ayuda para cumplir su labor.


“Javier Corral, ya no quiero su apoyo”, dijo en conferencia.

Es la respuesta de la Iglesia Catolíca a declaraciones vertidas por el secretario de Desarrollo Social, Víctor Quintana, en las que acusa a casa del Migrante de ponerse moños porque exigen de mucho y que el padre Calvillo no tiene disponibilidad de ayudar.

Hasta el momento la Casa del Migrante no ha recibido apoyo ni de la federación ni del estado y sigue operando con apoyo municipal y de bienhechores.

El año pasado sólo recibieron 1.6 millones de pesos del Estado, pero no alcanza para los costos de mantenimiento son altos, de agua son 110 mil pesos mensuales, 90 mil de gas, 45 de teléfono, entre otros gastos.

Además anunciaron que no serán más quienes otorguen las pulseras con números a los migrantes que buscan asilo en los Estados Unidos.

Calvillo dijo que esta problemática es responsabilidad del gobierno por ello ahora deberán hacerse cargo a partir de este martes.

Dijo que la Casa del Migrante continuará con su labor de apoyo a deportados y brindando alojamiento por un par de días solamente, a personas vulnerables como niños, embarazadas, ancianos, transgéneros y familias completas.

Pidió al gobernador Javier Corral que la ayuda que pudieran darles se las otorguen otros albergues que están abriendo y tienen mayores necesidades.


Tags:

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *