Ingrese palabra clave

Estulticias De Un Tirano

CHIHUAHUA.- El Gobernador Javier Corral hizo del remedio una enfermedad social.

Debido a sus a restricciones autoritarias para cerrar pequeños negocios en fin de año, la gente hace lo que puede para seguir su vida normal en reuniones clandestinas como acostumbran países comunistas.

Cocheras y patios caseros son salones de fiesta y antros para convivir en bodas y cumpleaños, donde el alcohol fluye como rio desde expendios clandestinos y la gente se burla del mandatario.

Los únicos que sufren con este estado de sitio son los comerciantes que tienen sus negocios en quiebra, ante un gobierno Chavista que intenta despedazar los pequeños negocios conforme a los dictados de la ONU para resetear la clase media.

Grandes cantidades de cerveza y licor se vende por redes sociales para burlar la ley seca en espacios familiares habilitados como bares, cantinas y salones de fiesta .

El viernes fueron localizadas tres cantinas clandestinas con todo y rockola, y en colonia Industrial una bodega donde casi 90 personas celebraban posadas navideñas.

El lunes se espera la conferencia de prensa mañanera de un Gobernador desquiciado que presume la efectividad de s gobierno para destruir la economía de Chihuahua. Dueños de bares y salones siguen en la miseria.


Tags:

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *