Ingrese palabra clave

CIUDAD JUÁREZ.- La destrucción de droga  incautada por las autoridades ya no es noticia ni oportunidad de los políticos para salir en la foto.

Ya no es una prioridad para el delegado de la Procuraduría General de la República (PGR) César Augusto Peniche, ni para el General Vicente Antonio Hernández, jefe de la Guarnición Militar.

Cada mes deben encabezar la ceremonia de incineración de drogas, pero en el año solamente acudieron a una de ellas.

Cómo la ceremonia realizada esta mañana, los jefes mandaron a subalternos, haciendo con ello un evento deslucido.

Se quemaron menos de 700 kilos de mariguana, porciones de cocaína y metanfetaminas, frente a un jefe de grupo de la Policía Ministerial en representación del Fiscal Enrique Villarreal Macias;
Estuvo además el empresario Manuel Sotelo y la Juez de lo familiar Patricia Martínez Tellez.
Jesus Durazo acudió en representación del Delegado de PGR, César Peniche, y un teniente en lugar del General Hernández.

SAM_0394
SAM_0393

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *