Ingrese palabra clave

Tags:

Encuentre Las Diferencias

CHIHUAHUA.- Tanto ha odiado (y envidiado) Javier Corral a su antecesor Cesar Duarte, que ha terminado pareciéndose a su rival.

Como campeón de la imitación que es y ante su falta de carisma y originalidad personal, Corral no ha dudado en apropiarse del estilo populista de Duarte para ganar un poco de aceptación.

Quizás Corral admira en el fondo a Duarte y disfraza su discreta veneración hacia el parralense fugitivo, con ese odio salvaje que lo ha llevado a perseguirlo de forma implacable..

Así que el mandatario estatal adopta la relajada personalidad Duartista cada vez que tiene oportunidad, mientras toma prestados algunos finos ademanes de manos de Lalo Romero Ramos.

Esta mañana se le vio montado al volante de un camión escolar que entregó en una comunidad, igual que lo hacia su antecesor para salir en la foto haciéndose el agradable.

Pero a Corral no le quedan esas poses. Nunca ha podio quitarse de encima esa imagen acartonada de Síndrome Asperger que lo persigue desde niño, cuando repetía como perico los letárgicos discursos de Luis Echeverría..

Duarte en cambio era espontáneo y caía en gracia cuando manejaba camiones del Vivebús para acaparar reflectores.

Tags:

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *