Ingrese palabra clave

CHIHUAHUA.- César Duarte comienza a necesitar ayuda en los encuentros con los periodistas de Chihuahua, al ser acosado sobre la corrupción en que está envuelto.

La cosa es que al eludir las preguntas y darle vueltas al asunto, el mandatario desespera a los reporteros y  ha provocado que funcionarios a su alrededor tengan qué interceder habilitados como ‘porteros’.

Así, el fiscal-portero Jorge González Nicolás, cumplió hoy la labor de diligente ayudante de vocero cuando interrumpió , un reportero que insistente preguntaba al gobernador sobre su futuro político en relacion al vergonzoso episodio de lavadero que protagonizara  en el Senado contra el legislador Javier Corral Jurado.

Mientras el gobernador explicaba a otro reportero cuál será el proceso que seguirá la demanda en su contra, González Nicolás dio ligero empellón al mandatario para pasar por detrás de su hombro y  alcanzar a jalar la mano con la que el reportero Gabriel Ortega sostenía su micrófono.

“Usted ya preguntó, permita que los demás compañeros pregunten. Ya preguntó lo suyo”, reclamó severo al periodista, que  para colomo, no se quedo callado y reviró: “Después vamos con usted fiscal. Ahorita estamos con el gobernador y luego vamos con usted. Tranquilooo…”.

Duarte intervino, y en tono conciliador  le dijo: “Tranquilo usted..”.

Duarte desvió su atención del enfrentamiento con el reportero para contestar una pregunta sobre la caída de los precios del petróleo y su repercusión en los recursos que cederá el gobierno federal al Estado.

Instantes después, el reportero Gabriel Ortega volvió a cuestionar al gobernador sobre su futuro político, pero fue interrumpido oportunamente entonces por otro reportero.

-Gobernador, gobernador. Vamos a hablar, sin miedos, como hombres-, le espetó Ortega un tanto desesperado.

-Si quiere una entrevista vamos a hacer una entrevista-, le contestó Duarte.

-Le preocupan sus aspiraciones políticas que se destruyen?..-, continuó ya encarrerado el reportero.

Pero fue interrumpido por otro periodista re-portero.

-Me permite un momento, porque traigo una pregunta y tu ya preguntaste-, reclamó el segundo periodista a Ortega.

-Es una falta de respeto… Yo no te digo cómo hacer tu trabajo-, le contestó Gabriel Ortega.

Duarte intervino en el pique entre los dos reporteros..

-Es una falta de respeto su actitud. Yo estoy a sus órdenes y le estoy contestando lo que me pregunte-,reprochó al preguntón.

-Bueno, Ok, vamos a chambear que para eso nos pagan. ¿Se destruye su carrera política con lo que pasó ayer en el Senado?- completó Ortega finalmente su pregunta.

-Por qué se va a destruir?. No, de ninguna manera. Yo soy gobernador de Chihuahua. Es una mentira lo que Javier Corral ahí planteaba de que yo estoy bajo ningún proceso judicial, dijo antes de romper la valla de preguntones que ya empiezan a fastidiarlo.

Duarte llegó al lugar en un camión militar blindado  y custodiado oor decenas de guarros con rifles de asalto.

Tags:

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *