Ingrese palabra clave

Chihuahua al Pastor


CIUDAD JIMENEZ.- El crimen organizado tiene asolado todo el Sur del Estado.

Una nueva embestida del hampa contra autoridades locales causó devastaciones en Allende y Coronado.

Un grupo de policías estatales enfrentaron a tiros con un comando de sicarios que produjo un intenso intercambio de balazos por varios minutos en el camino Valle de Allende a Villa Coronado.

El saldo fue de cuatro agentes estatales heridos de bala.

La refriega se extendió hasta el municipio de Coronado, donde los bandoleros rafaguearon la comandancia municipal y quemaron varios vehículos. 

Cientos de disparos de alto poder deterioraron la fachada principal del palacio municipal que afortunadamente estaba cerrado.

Pero el desafío al gobierno no paró ahí. Los malandros en retirada quemaron dos vehículos que quedaron completamente calcinados.

Apenas ayer fue reventada una casa de seguridad en el Municipio de Allende, y siete criminales fueron detenidos.

Tags:

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *