Ingrese palabra clave

Cabada L’echa Webos

CIUDAD JUÁREZ.- El alcalde Armando Cabada tuvo que intervenir para resolver un asfixiante problema creado por el gobierno federal y alentado por el estatal.

Cabada desalojó los mas de 100 indocumentados que ocupaban día y noche la parte alta del Puente Santa Fe y se los llevo al albergue Casa del Migrante, donde habrá que mantenerlos indefinidamente con alimentos, ropa, salud y todo lo que necesiten a cargo del Municipio.

Cabada liberó el paso peatonal del puente internacional que es área federal, donde dormían y vivían los inmigrantes desde hace casi 3 semanas.

El frio arreció este día y entre las familias acampadas había niños y mujeres enfermos a la intemperie, ademas del problema de salud, basura, hacinamiento y estorbos a peatones por efecto de la protesta.

Cabada personalmente invitó a los migrantes centroamericanos a dejar el puente para ir a a La Casa del Migrante.

Voluntarios de Cruz Roja Internacional realizaron una lista para que se les respete el lugar y se realizó una coordinación con CBP para que realicen las peticiones ante las autoridades de Estados Unidos.

Tanto las líneas de peatones como las de vehículos fueron cerradas por el operativo, generando largas filas del lado mexicano y molestia de los usuarios de los cruces internacionales.

Los indocumentados están condenados a quedarse en Ciudad Juarez o exponerse a los balazos de los militares estadunidenses.

Donald Trump ya les dijo que no habrá asilo y que mejor se regresen por donde vinieron, pero faltan cuando menos otros 3 mil centroamericanos mas a los que el gobierno federal y estatal les han dado la bienvenida sin hacerse cargo del problema que esto representa para la ciudad

 

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *