Ingrese palabra clave

BATIDERO EN BALACERA DE PARRAL

PARRAL.- La balacera donde se atacó al cantante de narcocorridos, Alfredito Olivas y en la que resultaron tdos adolescentes heridos de bala,  puso en evidencia la corrupción  entre las autoridades de Gobernación encargadas de vigilar ese tipo de espectáculos.

El antro La Hacienda permitió que se rebasara el aforo permitido por la oficina de Gobernación Estatal y se facilitó el ingreso de menores que estaban consumiendo licor.

No hubo ninguna restricción para el ingreso de chavos de todas las edades y tampoco para la venta de alcohol.

Prueba  que no hubo siquiera seguridad en el evento, fue que dos sujetos entraron armados y dispararon en ocho o nueve ocasiones contra el cantante  y asistentes, para luego huir de la escena sin problemas frente a soldados que custodiaban el área..

La Fiscalía de Parral también cayó en errores garrafales al afrontar la crisis. Su vocero Arturo Sandoval Figón filtró información sobre la detención de dos hombres y una mujer cómo responsables del atentado, pero a los pocos minutos el Fiscal  Octavio Ledezma  lo desmintió porque no había sicarios detenidos, tipico escenario de atentados del crimen organizado.

Omisiones y corrupción de las autoridades propiciaron el ataque armado contra el artista y de quienes estaban en el evento, entre ellos dos adolescentes heridos de bala, uno de ellos nieto del “Guero” Jesús José Villalobos Sáenz, Recaudador de Rentas en Parral.

Tags:

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *