Ingrese palabra clave

A Punto de Azotar

La canciller alemana Angela Merkel podría estar muy enferma y en vísperas de dejar su cargo.

Merkel sorprendió al mundo este martes, al protagonizar una extraños espasmos cuando hacia la guardia de honor junto al presidente ukraniano Volodímir Zelenski.

Merkel comenzó a temblar cuando se entonaban los himnos de ambas naciones. Los dos mandatario estaban de pie frente a sus banderas en tono solemne, cuando la temblorina de Merkel acaparó las cámaras. El temblor comenzó en las manos y terminó recorriendo todo el cuerpo hasta los pies.

Ella se mordía los labios y frotaba nerviosa las manos para tratar de calmar los espasmos pero todo fue inútil.

Finalmente continuo el protocolo y la señora argumentó que no había tomado agua suficiente.

Nadie se lo creyó. Quedó la percepción que se encuentran realmente enferma y no capacitada para continuar en el cargo en el que lleva ya 16 años.


Noticias relacionadas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *