Síndrome Down Ataca Instituto Electoral

Ordena que candidatos sean 50 por ciento hombres y 50 mujeres por equidad de genero pero deja fuera alcaldes que intentan reelegirse y la capacidad intelectual de contendientes

Enfermedad mental en órgano electoral

CHIHUAHUA.- El Instituto Estatal Electoral parece atacado por el Sindrome Down en materia política.

El PRI estatal presentó apelación por el acuerdo del pasado 1 de diciembre, que establece la paridad de género en la postulación de candidaturas a diputaciones locales, presidencias municipales, regidurías y sindicaturas 2018.

El lineamiento del Instituto Estatal Electoral confundió la competitividad en los municipios y distritos con el mayor o menor número de votos obtenidos. Su ordenamiento privilegia la postulación de candidatos en los partidos pero no por su capacidad politica  independiente del sexo, sino por el simple hecho de ser hombres o mujeres, aunque estén tontos o sin  habilidades para desempeñar el cargo.

Para colmo, cierra las puertas a la reelección de alcaldes. En el caso del PRI, son 30 ediles que buscarían su reelección –entre ellos mujeres- y el esquema del IEE no les garantiza su aspiración, porque no atiende a la competitividad de los partidos en cada demarcación.

Por otro lado, el lineamiento cierra en consecuencia la postulación de otros perfiles valiosos con amplía posibilidad de triunfo en distintos puestos de elección popular.

Omar Bazán Flores, presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, señaló que el IEE se ha metido a la vida interna de los partidos políticos, violentando los derechos de quienes aspiran a la reelección.

Bazán Flores precisó que la autoridad electoral olvidó que por primera vez se abre un proceso de reelección; el PRI ganó en 30 alcaldías donde la mayoría de sus presidentes municipales buscará la reelección, y ahora, con el acuerdo del Instituto Electoral local pierden los derechos de concursar en el proceso del próximo año.

Comentarios

Comentarios

Compartir