¿Será Penal?

Julión y Rafa se van a la banca con sus bienes confiscados y cuentas bancarias congeladas

CEDX.- El escalofriante narcocorrido todavía no acaba. Dos grandes estrellas del entretenimiento en Mexico se apagan para siempre de la noche a la mañana… y pueden ir a la cárcel.

El cantante de banda Julión Alvarez y el futbolista Rafa Marquez protagonizan hoy dos escalofriantes narcocorridos inimaginables.

Y aunque los daños todavía no han sido medidos,  son incuantificables para el Status Quo.

Descarrilan la narcotizante música de narcobanda, desinflan al fútbol como la principal religión mexicana y agravan la irreparable figura presidencial de Enrique Peña Nieto al exponer con crudeza la corrupción del sistema politico.

Todo  en vísperas de los comicios presidenciales 2018.

La desgracia masivano ha sido digerida ni siquiera por los propios protagonistas. Un Rafa Márquez desencajado ofrecía rueda de prensa para anunciar que aclarará todo y que está dispuesto a colaborar con autoridades. Ya declaró ante PGR de manera voluntaria.

Mas de 20 empresas de su propiedad son investigadas y los millonarios donativos para blanquear dinero recibidos en nombre de los niños pobres.

En contraste, un Julión Alvarez de sonrisa lasciva y saludos a diestra y siniestra, con las manos en alto como si estuviera en el escenario, aseguró ante reporteros que continuará sus conciertos en forma normal por toda la República. (Si es que vuelve a ver a sus músicos).

Lo cierto es que ambos narcocorridos se van a la banca.

Ninguno de los dos puedan viajar ya a Estados Unidos y pueden ser detenidos al cruzar la frontera. Sus millonarios activos y propiedades les han sido confiscados y se han quedado pobres de un dia para otro.

Las multitudes delirantes que antes los aplaudían están paralizadas y en silencio, el aliento contenido y los ojos redondos por ver si Julión y Rafa pueden impedir juntos el penal que se les viene encima: El Penal de Puente Grande.

 

 

Comentarios

Comentarios

Compartir