Inicio Opinión SAMALAYUCA MUERE DE SED

SAMALAYUCA MUERE DE SED

Dr. Norberto Lopez Garza
La disputa entre las comunidades menonitas y los campesinos del Barzón por causa de la sobre explotación de los mantos acuíferos subterráneos del estado está mostrando su primer victima sedienta: el poblado de Samalayuca.
Efectivamente, este centro comunitario de cerca de diez mil habitantes está sufriendo prematuramente los efectos de una sequía que mantiene sin agua y sin operación a dos de los únicos tres pozos con que cuenta ese poblado y es que estos veneros artificiales se han secado porque debido a la sobre explotación de los mantos freáticos perpetrada por las colonias menonitas y por el efecto resumidero, las aguas se han desplazado a grandes profundidades y la región se ha secado.
El drenaje de estos acuíferos por la sobre explotación menonita dejó prácticamente sin agua a Samalayuca y está amenazando de igual manera a los mantos que surten a ciudad Juárez y a Chihuahua capital.
En un corto plazo muchas comunidades chihuahuenses no podrán disponer de agua ni tan siquiera para beber, mucho menos para cualquier otro propósito.
Las pláticas de concordia que se están realizando ahora entre los barzonistas y los líderes de las colonias menonitas del estado no tienen sustento en la naturaleza, por muy exitosas que sean, no provocarán que llueva ni que los acuíferos subterráneos se llenen.
La única solución viable reside en parar la sobre explotación de las aguas subterráneas proporcionando a las comunidades menonitas extensiones de tierras cultivables en estados y comarcas del sur del país para que ellas se establezcan en lugares suficientemente irrigados por el agua de sus abundantes lluvias, permanecer aferrados a las áridas comarcas chihuahuenses, es un capricho que a corto plazo está condenado a morir de sed y nosotros junto con ellos.
El problema no es político, el problema es que no existe agua para sus extensos y voraces sembradíos.
Por lo pronto, Samalayuca está secándose a pasos agigantados y tiende a desaparecer, los menonitas deben mudarse al sur del país pues amenazan con disecar a toda la entidad.
No hay de otra.