México Zombie

José Luis Rodríguez Chavez

Avecinase 2018, nubarrones en el ambiente político partidista. No sabemos el tamaño del tsunami.

Pero de que habrá todo tipo de sobresaltos los tendremos.

Muchos mexicanos buscan la presidencia de la república, ¿para qué? no sabemos pero la buscan!

También miles estarán en la disputa de una senaduría o diputación, aquí si conocemos su objetivo.

Vivir del erario público por un sexenio o de “perdis” tres añitos. Ganando sueldos superiores a los dos mil salarios mínimos, mas muchos “arrimadijos”.

La posibilidad de apoyar con su voto, leyes, que van e irán en detrimento de sus representados a cambio de “cochupos” millonarios.

De esos miles que se “sacrificaran”, solo podrán seleccionarse 128 senadores de la república y 500 diputados al congreso de la unión.

Quienes a partir de la toma de protesta el o1 de septiembre de 2018, se comprometerán a trabajar por sus partidos políticos y no por el ciudadano que los eligió.

Estos nuevos legisladores gozaran de asesores, choferes, autos, viáticos, boletos de avión e infinidad de prerrogativas, entre ellas los alimentos diarios.

Mientras un pueblo que cada día tiene un ingreso a la miseria, a los millones de pobres, que cada sexenio se acumulan.

Ciudadanos que están acostumbrados a la injusticia social, al engaño político y a comer una sola ocasión al día. Un salario mínimo ínfimo, que no llega a los cuatro dólares diarios.

Una sociedad que se tendrá que acostumbrar por varios meses a escuchar ofertas de campaña,  por todos los medios de comunicación, pagadas con los mismos impuestos que  nos quitan.

Promesas de cambio, de honestidad, de desarrollo, de todo, hasta la ignominia. Sabedores que difícilmente las cumplirán, por múltiples razones.

Esa es la estampa de nuestro México, con su sociedad apática, sin esperanza, desilusión, pareciera una sociedad zombi. Callada, sumisa, buscando otros modos de desfogue a su triste destino.

Sorteando la violencia. Y agradecidos de que no les toque la mala suerte.Es nuestro México, actual, sin rumbo, sin destino, a la deriva, viviendo el día a día.

Comentarios

Comentarios

Compartir