Loco de Atar

Javier Corral lanza encendido discurso de sus hazañas en la Caravana panista mientras los asistentes lucen indiferentes y sumidos en su celular

CHIHUAHUA.- Nadie le ha dicho que los chihuahuenses lo juzgan loco.

Como dictador caribeño, Javier Corral está ensoberbecido por los aplausos y sus aparentes triunfos políticos con la caravana panista que arrebató 900 millones al gobierno federal. No mira los efectos de sus temerarias acciones en el corto plazo porque nadie le puede decir nada.

Pero sus seguidores no están ciegos. También lucen aburridos de la agresiva terapia discursiva que remacha lo mismo todos los dias.

Este viernes durante la exposición fotográfica que muestra a los protagonistas del acarreo mediático en la caravana, los seguidores de Corral no le hicieron mucho caso porque se saben sus discursos de memoria.

Casi todos  se entretenían en su celular mientras el mandatario estatal ensalzaba sus glorias manipuladoras y lanzaba  bocanadas de fuego contra la corrupción del gobierno federal.

 

Comentarios

Comentarios

Compartir