Lo Que No Hizo el Gobierno

Millenials de Chihuahua crean plataforma de videojuegos para Nintendo donde los héroes de la película son los chicos de la tribu

CHIHUAHUA.- Lo que no hizo el gobierno en un siglo, lo puede hacer un videojuego: catapultar  a los Tarahumaras como héroes de la mitología de ficción.

Un grupo de creativos de Chihuahua pondrán a la venta su primer videojuego donde los heroicos protagonistas son los tarahumaras.

La producción denominada Mulaka es un un juego de violenta acción y aventura donde Sukurúame – un chamán Tarahumara –  pelea contra la maldad (narcos, terratenientes y políticos de verdad), mientras usa los poderes de semidioses.

Incluye resolver acertijos en ambientes inspirados por ubicaciones reales de la Sierra Tarahumara hasta combate mano a mano con criaturas tomadas directamente de la mitología de la región.

Mulaka estara en las plataformas de Nintendo en 2018.

El poderoso pueblo Tarahumara llegó a ocupar la mayoría del norte de México. Contrario a lo que se cree, eran guerreros hábiles y conflictivos. Existe evidencia de sus encuentros contra Apaches, Conchos y otras tribus que nunca pudieron conquistarlos.

Cuando los Jesuitas llegaron y empezaron a colonizar, comenzó un conflicto sangriento que duró 100 años antes de que pudieran de nuevo establecerse en paz. Los Tarahumara aún viven y se han adaptado bastante bien al mundo moderno.

Conservan muchos de sus ritos, mitos y costumbres ancestrales, pero han mezclado a la religión católica con la suya. Su cultura se puede observar cada día en el estado de Chihuahua, e incluso es posible presenciar su manera natural de vida en los asentamientos esparcidos alrededor de la hermosa Sierra.

La música y el sonido van mano a mano con la experiencia indígena de los Tarahumara. Es por eso que la música de Mulaka ha sido creada para ser lo más auténtica posible a los sonidos de una banda sonora indígena. Se utilizaron instrumentos indígenas tradicionales para grabar muchas de las pistas del juego y muchos de los efectos de sonido se grabaron en diferentes ubicaciones del norte de México, explica Mulaka.

Comentarios

Comentarios

Compartir