Feliz Navidad

Llegaron de nueva cuenta las fiestas decembrinas. Decía el cantautor Jose Alfredo Jimenez………..diciembre me gustó ‘pa todo el año.

Nuestra cultura y la de muchos países del orbe se basan en las bebidas embriagantes. Y precisamente es en estas fechas proliferan las bebidas espirituosas.

A nuestros diputados locales, se les hizo agua la boca y proponen según esto para rescatar nuestra frontera de la pobreza, vender “tlachicoton” las 24 horas. Es decir que se amplíe el horario de venta de bebidas embriagantes los 365 días del año, sin parar. Claro sólo cuando haya elecciones, por 48 horas se suspenderá este servicio de calidad.

Y es que nuestros legisladores, tratan de justificar sus emolumentos y no sólo calentar la curul, con este tipo de propuestas. Bueno ellos y sus asesores. Se quedaron atrapados en el pasaje de la historia del Juárez del turismo de hace más de medio siglo, de la frontera tipo las Vegas.

Pero abriendo los ojos y despertando del ayer, hoy nuestra frontera es otro contexto. Su economía se basa en la industria maquiladora. Donde una tercera parte de su poblacion obtiene sus ingresos de manera directa de este sector economico.

No tocó el narcotrafico, que es otro modus vivendi.
De ahí que nuestro país ocupa un honrosa sexto lugar a nivel mundial en accidentes viales. Muchos causados por el alcohol.

La pasada semana se activaron los retenes, hoy disfrazados o llamados puntos de revision, para no ser grotescos y abundar en que son violatorios al marco constitucional. Sin embargo nuestra Carta Magna es mancillada con frecuencia en muchos artículos constitucionales.
Y de aquí, nos iríamos a ejemplificar un retén (anticonstitucional)al accesar o tratar de acceder a la presidencia municipal. Un edificio publico, donde para entrar, pasas por un punto de revisión (llaves, teléfonos, dinero y mas) además de un arco detector de metales. Y ahí nadie dice nada…….chiton.

En los retenes que hoy coordina la guapa directora de vialidad Verónica Delgadillo, se ha invitado a la Comisión Estatal de los derechos humanos y la Fiscalía Ciudadana Anticorrupción. La participación de estos organismos se basa en la supervisión de no cometer excesos, abuso o corrupción por parte de los agentes de vialidad que hoy no gozan de buena reputación.

Por lo pronto nuestros actuales diputados brindarán estirando el brazo, empuñando el codo y chingandoce todo……..todo!!!!! O para que otra cosa sirven.
Salud!!!!!!

Jose Luis Rodríguez Chavez.

Comentarios

Comentarios

Compartir