Corral en Su Corral

Hace apenas dos días el gobernador Javier Corral hizo explotar una bomba en sus propias manos al relatar que recibió ofertas de soborno ofrecidas por gente importante de la delincuencia organizada, o sea por los mismos capos que tienen asolado y secuestrado al estado de Chihuahua en medio de un abismal vacío de poder. Y la pregunta inmediata es: ¿por qué no ordenó Javier Corral la detención inmediata de los narcotraficantes que quisieron negociar un arreglo con él? ¿Por qué rehuyó Javier Corral a sus responsabilidades como gobernante? Hasta el momento de escribir ésto, no tengo noticia alguna de que Javier Corral haya acudido ante instancia legal alguna para interponer una denuncia de hechos, ni una explicación clara del por qué no ordenó el arresto de quienes trataron de sobornarlo. ¿Acaso ignora que está incurriendo en un delito gravísimo que puede ameritar su destitución?

Javier Corral carece de defensa legal porque él mismo es su propio acusador. las declaraciones que dió a la prensa sobre sus contactos y pláticas con gente del crimen organizado para tratar de llegar a un arreglo salieron libremente de su propia boca sin que hubiera presión o amenaza alguna de nadie para que hiciera tales declaraciones a la prensa y menos cuando está rodeado y protegido por una impenetrable muralla de policias y guaruras que lo escudan a todas horas del día incluso cuando está durmiendo. Hay un conocido precepto jurídico que aplica plenamente en éste caso: “A CONFESION DE PARTE, RELEVO DE PRUEBAS”.

Si Javier Corral no acude cuanto antes (a más tardar hoy mismo o de preferencia antier) ante las instancias legales ya sea las federales o las que dependen directamente de él para denunciar e identificar plenamente a los narcos que según él trataron de sobornarlo, entonces estaría incurriendo en un delito gravísimo que no es solo la crasa omisión de sus responsabilidades y obligaciones como la máximo autoridad del estado, responsabilidades y obligaciones que tomó cuando juró cumplir y hacer cumplir la ley en su toma de protesta como gobernador, sino incluso en el delito de encubrimiento de miembros de la delincuencia organizada, un delito que amerita su destitución bajo un procedimiento conocido como la REVOCACION DE MANDATO.

A cada rato vemos noticias y videos de agentes de tránsito ordinarios que terminan siendo cesados fulminantemente e incluso detenidos y sujetos a proceso por pedir una “mordida” de unos cuantos cientos de pesos a un conductor que los está grabando y los exhibe en las redes sociales. Si la ley se debe aplicar en forma pareja sin distinciones, y si en Chihuahua no hay ni debe de haber nadie que esté por encima de la ley, ¿por qué razón se le habría de “perdonar” a Javier Corral una violación muchísimo más grave que el desfalco al erario público que en su época el corrupto gobernador Francisco Barrio le “perdonó” a su compadre el igualmente corrupto Joaquín Mesta Soulé? Y es importante recordar que también que el mismo Francisco Barrio, cuando fue alcalde de Ciudad Juárez, también dijo ante los medios que había recibido ofertas del crimen organizado, pero nunca dió ningún tipo de seguimiento su denuncia pública con una denuncia de hechos ante ninguna autoridad seguramente porque ya cuando fue gobernador pudo llegar a un “arreglo” con el Cártel de Juárez.

Un paso de procedimiento casi indispensable para poder llegar hasta el fondo de la verdad consiste en algo que el actual Congreso dominado por el PAN la ha estado dando largas con la finalidad de seguirle brindando protección legal al gobernador Javier Corral para que pueda evadir acusaciones legales de cualquier tipo: LA ELIMINACION DEL PRIVILEGIO DEL FUERO. Ha llegado la hora de definiciones. ¿Van a poner ahora sí en práctica lo que por tantas décadas nos estuvieron predicando los del PAN denunciando la complicidad criminal de Congresos que solo servían como tapadera ante abusos de autoridad, o van a seguir insistiendo los diputados panistas y el PAN en seguir siendo un estorbo en la aplicación de la justica por igual? Bueno, si los del PAN quieren seguirle dando largas a la eliminación del privilegio del fuero, esto será un factor más a tomar en cuenta a la hora de votar dentro de nueve meses para renovar la composición actual del Congreso del estado. Si ellos no lo quieren hacer, otros partidos que hoy son de oposición lo harán por ellos y los exhibirán como hipócritas.

Un Congreso verdaderamente independiente, ya sin la mano negra del panismo obstaculizando su labor y obstruyendo la acción de la justicia, tendría la autoridad para nombrar un FISCAL DE HIERRO verdaderamente independiente que no le responda en lo absoluto al gobernador Javier Corral sino directamente al propio Congreso. Entre los expedientes que seguramente querrá abrir el FISCAL DE HIERRO será el asunto de las licitaciones y contratos multimillonarios dudosos otorgados a empresas fantasma como Egro, Centrum y Morli. Otra cosa que también podrá investigar el FISCAL DE HIERRO será el extraño y sospechoso nombramiento dentro del poder judicial del estado de alguien con tan mala reputación y pésima fama como presunto intermediario con narcos y cárteles de la delincuencia organizada, un tipo desprestigiado como Francisco Molina Ruiz, cuyo nombramiento vino a empañar por completo y arrojar sombras de duda y sospecha sobre todo el poder judicial. ¿Fue ayudado Francisco Molina Ruiz por el actual presidente del Tribunal Superior de Justicia Julio César Jiménez Castro a petición del gobernador Javier Corral a cambio de recibir la presidencia del TSJ? Si así fuera, se sobreentiende que deben rodar las cabezas de Francisco Molina Ruiz y Julio César Jiménez Castro, AMBOS, ninguno de los dos puede ni debe continuar un momento más dentro del poder judicial en caso de que haya habido una violación del principio de la separación de poderes.

Y por lo que parece ser obra del destino, todo esto ocurre justo al mismo tiempo en que la procuraduría de Chihuahua está siendo obligada por orden de un juez federal, Ramón Ramos Pérez, juez décimo de distrito, de permitirle acceso a la hermana de la periodista Miroslava Breach al expediente del caso, con un plazo fulminante de diez días para acatar la orden del juez federal (el reloj ya está corriendo, la resolución fue firmada el 5 de octubre y queda solo una semana para darle cumplimiento a la orden del juez, hay una nota reciente muy buena sobre ésto elaborada por la periodista Olga Alicia Aragón Castillo para www.4vientos.net). Esto sin duda que va a generar un verdadero torbellino en las más altas esferas del poder, porque en el acceso al expediente los familiares de la periodista asesinada se van a poder enterar por vez primera si están plenamente justificadas las razones del por qué cuando desde hace meses se afirma que el caso ya está totalmente resuelto (según el gobernador Javier Corral) todavía hasta el día de hoy no se ha girado una sola orden de aprehensión en contra de nadie por el crimen faltando poco para que se cumplan los siete meses de impunidad. Otra interrogante importante a ser contestada con el acceso al expediente del caso es: ¿obran en el expediente pruebas sólidas, irrefutables, en contra de los supuestos acusados, y no los “dimes y diretes” de “testigos protegidos” que en realidad suelen ser testigos INTIMIDADOS como aquellos a los que ha estado recurriendo la fiscalía de Corral para fabricar culpables y estar metiendo gente a prisión? ¿Se trata de un caso sólido, o ya desmenuzado todo el expediente resulta ser un relato digno de telenovela substanciado con “pistas” proporcionadas por “soplones” del bajo mundo? Porque si se trata de ésto último, y el expediente armado resulta ser una farsa leguleya con la principal prioridad de fabricar chivos expiatorios para salir del apuro, ha llegado ya el momento de voltear directamente los ojos hacia Javier Corral, máxime que por allí anda circulando un documento en internet cuyo autor señala a Javier Corral como principal sospechoso de la autoría intelectual del crimen de la periodista. Queda desde luego la posibilidad de que ante la avalancha que se viene la Fiscalía de Chihuahua se siga negando terminantemente a acatar la orden del juez federal y le siga negando a la hermana de Miroslava Breach el acceso al expediente, pero en caso de incurrir en un desacato así el caso podría terminar directamente en manos de la Suprema Corte de Justicia que en pleno podría resolver la destitución de Javier Corral de su puesto como gobernador y su posterior consignación penal por desacato a la ley federal, independientemente de que por el desacato el mismo fiscal César Augusto Peniche podría terminar no solo destituído sino recluído en una prisión, tal vez al lado de los mismos “duartistas” cuyo arresto propició, lo cual sería algo digno de verse.

Es muy posible también, desde luego, que el actual Congreso estatal dominado por el PAN quiera tapar y seguir protegiendo a toda costa a Javier Corral empezando por seguirle dando largas a la eliminación del fuero (hasta hoy el PAN ha sido el principal obstáculo para lograr ésto), pero ésto tiene una gran solución en las elecciones que vienen dentro de nueve meses cuando el Congreso del estado será renovado en su totalidad y una ciudadanía harta de la impunidad y que reclama justicia a gritos dándole una calificación de 4.6 a Javier Corral tendrá su única oportunidad (y ya no volverá a haber otra oportunidad como ésta) de cobrarle juntas todas las burlas y todas las facturas pendientes al PAN (los estudiantes universitarios que hoy siguen pagando sus colegiaturas ya se están corriendo la voz de que la hora del ajuste de cuentas con Javier Corral se aproxima), esas elecciones serán la oportunidad para echar fuera del poder para siempre a los del partido del bolillo no a puntapiés sino a fuerza de un alud de votos en contra, no dándoles ni siquiera un solo voto, como justo castigo a su complicidad en toda la corrupción que ha permeado el primer año del gobernador más inepto y corrupto en toda la historia de Chihuahua. Ya Margarita Zavala se salió del PAN, y al bolillo le están empezando a salir los hongos y los gusanos que siempre afloran de la putrefaccion que producen los alimentos descompuestos. Falta ver cuántos que hoy se proclaman panistas se le quieren seguir pegando a un gobernador en caída libre que puede terminar también arrastrándolos a todos ellos hasta el fondo del abismo.

Raymundo Carbajal

Comentarios

Comentarios

Compartir