¡Anaya!

Debo puntualizar que los destinos de México cada 6 años se reinventan; cada
Presidente de la Republica llega imponiendo su visión de país. El PRI gobernó
sistemáticamente durante más de 70 años; el PAN únicamente logro hacerlo por
12 años. Sin embargo, este sexenio que termina, en un análisis en retrospectiva,
resulta ser el más cuestionado y defenestrado por el pueblo. Me atrevo a decir
incluso que el otrora villano favorito Carlos Salinas de Gortari ha guardado su traje
y ahora lo porta Enrique Peña Nieto.

¿Qué es lo que México requiere como país?; ¿más de lo mismo? ¿O una visión
nueva, fresca, dinámica, llena de futuro y de oportunidades de crecimiento? ¿Qué
México no necesita atender tres grandes problemas del País: educación,
impunidad y la corrupción?

La respuesta a esta pregunta surgirá en el resultado de la jornada del 1 de julio de
este año. Por eso, más allá de los apasionamientos partidistas, es muy importante
razonar adecuadamente a quien elegiremos los mexicanos. La participación
ciudadana es la clave para cambiar el régimen.

En este contexto, resulta preocupante el ataque sistemático que se le ha dado a
Ricardo Anaya, ahora candidato a la Presidencia de la Republica realizada desde
el gobierno federal. La burda manera de querer posicionarlo como corrupto, como
lavador de dinero, incluso en el absurdo del hijo de puta cuya autoría pretendieron
inculcar, no es más que una desesperada estrategia para rescatar la alicaída
campaña de José Antonio Meade. Aquí es donde los mexicanos de bien nos
cuestionamos ¿y luego? ¿Acaso nadie piensa que la procuración de justicia en
nuestro país es un verdadero desastre y se presta incluso a la manipulación
política?.

Sostengo que la decisión entre un modelo anquilosado, caduco, sin ideas
novedosas, sin castigo a la delincuencia ni a la corrupción, no puede bajo ningún
concepto ser lo que mi país requiere, por eso AMLO no debe ganar.
Reconozco que soy solo un ciudadano más que emitirá su voto este 1 de julio,
pero no tengo la más mínima duda que Ricardo Anaya Cortes es quien merece no
solo mi voto de confianza, sino el mayor de los talentos que pueda yo aportar,
para salir desde el primer minuto del día que inicien las campañas políticas a la
calle, a cualquier foro para sostener la factibilidad de un México distinto, donde el
mayor porcentaje son jóvenes de entre 19 y 30 años.

Gracias a las redes sociales contamos con vasta información sobre las propuestas
que están sobre la mesa, circula un video por whatsapp donde Ricardo Anaya
delinea parte de su visión de país, diciendo entre otras cosas que las energías
renovables son parte ya del futuro del mundo, debiendo alterar nuestra visión
sobre lo mediato para actuar sobre los escenarios que vamos a tener más allá de
los próximos 2 o 3 años.

Nos quejamos tanto los mexicanos sobre nuestro gobierno, sin darnos cuenta que
al votar estamos dibujando lo que queremos como país.
Por ultimo hay que puntualizar que el tamaño del miedo, es el tamaño de los
ataques a Ricardo Anaya, ese hombre visionario y modernista que le apuesta al
México del futuro lo que le causa pavor al régimen priísta y al fervor populista que
terminaría por hundir a México en el caos y la miseria.

Por eso vamos de Frente por México. Anaya ganará y México emprenderá de
nuevo el camino de la esperanza y la realidad para un país de oportunidades que
millones de mexicanos siguen esperando, esto hay que puntualizarlo…

Abelardo Valenzuela Holguín

Comentarios

Comentarios

Compartir